Colonia caroya

testimonios activaSion - jezreel

16 al a 18 de Noviembre de 2019

equipo de Alabanza

Natalia:

  • Fue hermoso este tiempo para mí, disfrute cada momento, sobre todo vivir que lo que soltábamos inundaba la ciudad, recorría las calles, entrabas por las puertas y las ventanas. Anoche en la intercesion d la congre contaban testimonios que hubo gente nueva que vino porque escucho el sonido y eso la atrajo. Y otra mujer que estaba alejada desde hace mucho tiempo de Dios contó que sin saber porque el sábado sintió un impulso de poner adoracion en su casa. Aunque cada tiempo fue especial, pero sobre todo para mi el domingo a la mañana fue tremendo, porque en medio de la adoracion mientras cantabamos "asienta tu trono" escuche al Señor decir no puedo asentar mi trono mientras halla en los corazones deseos no rendidos a mi...eso trajo sobre mi vida un quebrantamiento fuerte y tuve una experiencia con el Señor profunda, pude ver lo de beber su copa con otro entendimiento.

Gerardo:

  • Hermoso poder ministrar en unidad sin haber tocado nunca juntos, y ver como el Señor fortalecía a cada uno. A nivel personal, el domingo a la noche termine casi sin voz, y me levante el lunes pudiendo hablar muy bajo, casi susurrando; y en el tiempo donde se soltó sanidad el Señor sanó mi garganta, y pude ministrar el lunes porque El me sano, sino no lo podría haber hecho

Luciano:

  • Lo vivi con mucho gozo a pesar de que hubo momentos que me contracturé, vi como el Señor sano y fortaleció. También el ministrar con personas de otras congres fue sumamente edificante para mí, creo que vi como cada uno era como un color y esos colores se iban entremezclando y salia la voz del Espíritu. A nivel Cuerpo tremendo, creo que fue vivido experimentalmente lo que leia en hechos que la iglesia funcionaba unánime y teniendo favor para con el pueblo. Eso creo que es lo que mas me llevo, y el Señor me hizo vivir lo que el salmista vivia cuando decia "Yo me alegré cuando me dijeron: Vamos a la casa del Señor." de hecho no me quería volver. Por ultimo y lo mas importante ver la manifestación del poder de Dios trayendo a la gente, manifestandose, sanando, el ver a los chicos que tenemos en los jóvenes activados en ir a las calles fue para mi lo que me dio esa experiencia de plenitud en el corazón, es donde veo "Quien como el Señor"

Zoe:

  • Fue un tiempo hermoso. En lo personal fue aprender a confiar en el Espíritu en otra medida. Fue un tiempo de romper muchos límites, de largarme en fe y avanzar sin dudar. Me quedó grabado a fuego que no se trata de “nuestra capacidad” sino de estar dispuesto; me quedó muy claro que no soy yo sino Él. Disfruté y me nutrí de la riqueza que hay en cada uno de ustedes, de las múltiples maneras en las que el Espíritu los llevaba a ministrar. Eran aromas, sabores, vientos de colores... todo nacido se Él y volviendo a Él. Disfruté de la honra y el servicio mutuo que hubo en todo momento. Al principio no conocía los nombres de muchos de ustedes, pero fue tremendo haber tenido testimonio en el espíritu de quiénes son en Él y experimentar el fluir de la unidad ❤

Rafael:

  • Poderoso es cuando la iglesia se nueve como uno, hay frescura, hay poder, se manifiesta el Cabot, los ojos de los ciegos son abiertos, los sordos escuchan, los enfermos son sanados, hay fiesta en los cielos y se manifiesta en la tierra.

Agustina:

  • Bueno, la verdad fue muy hermoso, desde el primer día algo se activo en mi, se rompieron muchas estructuras que yo tenia con la adoración y pude ser libre, me sentí muy libre al cantar, al moverme incluso, para mi fue muy fuerte el domingo a la noche porque pude experimentar la potencia de su río fluyendo y ver como se expandían los caudales. También fue muy hermoso ver la unidad de cristo y como éramos uno, a pesar de que no todos nos conocíamos jaja fue muy lindo ver como somos uno y estamos unidos en El y poder disfrutar de lo que Dios puso en cada uno de ustedes, fue muy lindo🤗

Josue:

  • Qué hermoso y tremendo cómo se activó el amor en nuestro corazón. Desborda, ya no podemos no darnos, no vaciarnos, quedarnos con este tesoro!! Algo quema por llevar lo que tenemos. Creo que el haber dado todo te deja en un estado de no querer volver a retener ni estancar lo que tenemos dentro. HAGAMOS ALGO CON ESO! Determinémonos a hacer algo con todo lo que pasó y que no se apague!. Me impactó el nivel de entrega de todos. Que a pesar del sonido, de las dificultades y exigencias extremas que se presentaron, todos dieron con todo el corazón lo que tenían, sin escatimar o quejarse. Creo que haber funcionado en sencillez y libertad, fue una de las grandes ganancias para la Iglesia en Argentina. Que precioso como el Espíritu no se condiciona a las distintas formas (colores...) de cada uno, sino que se hace presente en todos. Hemos visto como en la diversidad y peculiaridad de cada uno ÉL se reveló como UNO. Pero qué tremendo! Muchos distintos siendo UNO

Camila:

  • Para mí fue un tiempo de expansión, de romper límites ... si bien venía trabajando con el Señor ciertos cuestiones que me limitaban a la hora de ministrar (temores sobre todo), creo que este ActivaSion fue realmente activar dones y capacidades, de abrir paso a cosas que habían estado “trabadas” y no fluían... inició un proceso de quebrar estructuras y poder ser libre permitiendo que el Espíritu haga lo que tenga que hacer y yo poder ser un canal del cielo para bajar lo que pasa en el espíritu... me volví a Córdoba con el corazón desbordado de agradecimiento al Señor por haberme permitido estar, porque el llegar hasta allí fue tooodo un desafío, pero Él es fiel.. ver y probar (porque realmente imparte y contagia) todo el depósito del Padre en ustedes aunq a muchos no los conocía... es tremendo, me llena y me desafía a ir por más 🙌🏻♥

Hana:

  • Creo que este ActivaSion fue un tiempo en donde se activaron dones, fue muy poderoso 🙌🏼. Por muchos momentos se podía ver literalmente cómo fluían las aguas, como las fuentes de aguas que están en nosotros saltaban para vida y salpicaban a la nación. Algo que disfruté mucho es como fuimos uno con los que ministrábamos aunque no nos conocíamos, se notaba como estábamos en un mismo espíritu y yendo hacia un mismo objetivo 🔥. En lo personal experimente mucha libertad, yo no hace mucho estoy ministrando entonces fue todo un desafío de no limitarme o inhibirme, pero la verdad no fue así, al ministrar sentía mucho gozo y libertad, podía ver como el Señor se gozaba con nuestra adoración, era sentir ese gozo que venía del padre y soltarlo al ministrar. Me puse a pensar y me impresionó la forma en la que clamábamos por la nación, ese hambre y esa pasión de que el Reino de Dios se establezca allí. Me pareció muy hermoso como nos dimos por los planes y propósitos del Padre hasta muchos quedarse sin voz o estar muy cansados pero siempre felices y con ganas de más! Personalmente estoy muuuy agradecida por el privilegio de haber ministrado y de haberme movido en una atmósfera tan poderosa en donde la presencia del Señor era palpable (o por lo menos así lo sentí yo). 🙌🏼🔥. Fue muy lindo haber compartido este tiempo con todos ustedes porque fue disfrutar al Cristo que hay en cada uno y experimente una unidad tremenda! ♥ESPERANDO A LA PRÓXIMA ♥

Manuel:

  • Les cuento que para mi fue sorprendente llegar a ministrar con personas que nunca había visto pero parece que ya las conocía, todos los tiempos de adoración fueron tremendos, todo el tiempo me sentí ministrando aún cuando no tenía un instrumento en las manos, me gusto muchísimo como se activo mi vista y entendimiento en los tiempos de fluir, saber dejarse guiar, escuchar lo que el Padre soltaba a través de mi hermano, incluso saber cuando el Espíritu guía con mi instrumento. Después cuando salimos a evangelizar fuimos a la fiesta del Salame y había un altar con cuarteto soltando cualquier cosa, de repente el Señor nos dice que nos conectemos con el altar del Dios verdadero y en el espíritu vi como las corrientes del Señor se llevaban en su cause esa pequeña plataforma. Muy fuerte todo lo que pasaba ahí en el club como afectaba lo aires

Mateo:

  • En lo personal me sorprendió la adoración en espíritu y verdad que se presento al Señor durante esos 3 días, creo que cuando pasamos mucho tiempo en la presencia del Señor por lo general nuestra alma tiende a sentirse llena pero fueron días en los que nos hicimos uno con el Padre, los horarios, el cansancio, las dificultades técnicas, quedaron en un segundo plano y se manifestó el espíritu, el deseo de permanecer en su presencia. Me toco ministrar con personas que no conocía y aun así me sentí tan cómodo con ellos como si ya hubiésemos compartido antes. Pude ver compañerismo y amistad, por eso los honro y le doy la gloria al Padre por permitirme formar parte de sus asuntos con ustedes!