Inscripcion


Amados, como hijos de Dios todos debemos desarrollar los talentos y dones que Él nos ha dado, para ser hallados fieles. Vemos la necesidad de poder ofrecer una oportunidad de desarrollar juntos lo que Dios ha puesto en sus vidas. Varias escuelas se han dado ya en el país, y sentíamos el poder compartir dinámicas y herramientas para que tus sentidos se puedan desarrollar en una forma integral, no solo a nivel del entendimiento sino también en el carácter, los hábitos y en el desarrollo práctico de los sentidos, para ser desafiados a percibir cada vez más profundo y de forma más certera.

Cada uno fue diseñado en forma única, y cada uno responde y funciona de una manera diferente. Juntos nos descubriremos y nos conoceremos como Él nos ve.

Mi alma espera al Señor más que los centinelas a la mañana; sí, más que los centinelas a la mañana. Hay un diseño precioso que tiene los intercesores, es el permanecer, la fe, estar en el despuntar del Alba. El intercesor es el que puede presentarse ante el Rey como Ester, y ver el favor del Rey extendiéndose ante su pedido. Este diseño se puede ver opacado por diferentes cosas, como el no ser conscientes de esto o algo que obstaculiza este diseño, en el permanecer muchas veces se reciben golpes... pero no se saben de dónde viene… provocando cansancio o debilidad...

Es un tiempo en que centinelas se están levantando en diferentes partes del mundo, el alba de punta y ellos están ahí… en posición para edificar el cuerpo de Cristo. Se empieza a alumbrar el ejército en orden…

Para ser parte de esta construcción es necesario que nosotros podamos estar con nuestros oídos atentos, para poder accionar… volvámonos más excelentes en lo que hacemos es un tiempo de ser entrenados, de ser armados y tomar conciencia de lo que hay en nuestros depósitos, de recuperar los secretos de presentarnos ante el Rey.

Nuestro accionar se volverá tan eficaz que con tan solo en nuestro corazón decir “oh Señor” ya veremos respuestas… la intercesión está subiendo, y el nivel de respuesta que El Señor espera de nosotros está subiendo.

Es tiempo de ser entrenados para ser más eficaces y certeros, el tiempo en el que estamos lo amerita!

Anhelas que tus dones se desarrollen en una mayor profundidad y certeza? Ser desafiado a poder recibir más, mejor, y con un mayor entendimiento?

Quisieras saber si hay algo que los está obstruyendo, y cómo poder depender más del Espíritu Santo?

Si así lo anhelas, te invitamos a ser parte del entrenamiento, completando los datos del siguiente formulario, el cupo es limitado, y la participación te será confirmada.